Skip to content
BuscarBuscar

Consejos para pintar con rotuladores

Tips for colouring with fibre-tip pens

Existen muchas técnicas y consejos que ayudan a conseguir excelentes resultados con los rotuladores. A continuación, se describe cómo hacer para lograr una cobertura uniforme de color y transiciones de colores.

Cobertura uniforme con rotuladores

Cobertura uniforme con rotuladores

El color del rotulador es tinta líquida que pasa al papel mediante el cabezal del lápiz. Lo importante aquí es que ésta es “líquida”, pues en general en esto radica la dificultad de pintar con rotuladores. Al trazar, la tinta líquida puede empapar tanto el papel que su estructura se deteriora, y así aparecen las típicas manchas. Quien intente llenar superficies con garabatos y rayas irregulares o incluso con rosquillas, inevitablemente tendrá que enfrentar este problema.

Por tanto, la mejor técnica de trazado es la de aplicar rayas uniformes, ya sea en suave zigzag o trazando rayas paralelas muy tupidas. También puede funcionar el sombreado de trama cruzada, aunque esto implica trazar mínimo dos veces en el mismo lugar, lo que se recomienda evitar para proteger el papel. Si al colorear se trazan líneas paralelas siguiendo el curso de la superficie a colorear, se consigue un diseño uniforme e interesante a la vez.

Pasos de color con rotuladores

Los rotuladores no son muy apropiados para obtener gradientes de color uniformes. Sin embargo no siempre es necesario colorear las superficies con un solo color, sino se puede intentar de todas formas aplicar pasos de color.

Esto funciona bien si en una superficie se deja correr un color en trazos cada vez más suaves y el siguiente se aplica con trazos igualmente graduales. Un bello paso de colores se puede obtener además con varios pequeños puntos – como en el puntillismo.

Pasos de color con rotuladores

¡No te compliques!

Si bien se puede lograr pasos de color con rotuladores, el instrumento de fieltro más bien se presta para pinturas llamativas y planas. Una regla apropiada sería entonces mantener la sencillez y dejar que los colores resalten.

Algunos tonos se destacan mejor estando juntos o contiguos. Si estas combinaciones armónicas se aplican siempre con un fin concreto, se obtendrá con seguridad un bello resultado pictórico.

Esto también podría interesarte: