Skip to content
BuscarBuscar

Sacapuntas

Sacapuntas

Antiguamente era común afilar los lápices y lápices de colores con un cuchillo. Sin embargo, en la actualidad se usan sacapuntas diseñados especialmente para ello. Estos sirven para recortar uniformemente la madera exterior del lápiz con una cuchilla afilada integrada en su carcasa. STAEDTLER le ofrece afilalápices robustos de metal y plástico para lápices y lápices de colores. Son adecuados tanto para formatos de lápices de grosor normal como también para nuestros diseños Jumbo extragruesos. Dado que para la fabricación de nuestros productos solo usamos cuchillas de alta calidad, siempre obtendrá unos resultados óptimos al sacar punta.

Productos de alta calidad para el mejor afilado

Nuestros sacapuntas de STAEDTLER se fabrican en su gran mayoría a través de un proceso de moldeado a presión de zinc: el metal líquido se inyecta en el molde con la forma deseada. Una vez frío, se puede desmoldar ya completamente formado. Al contrario que otros metales, el zinc se caracteriza por su alta robustez y estabilidad.

Además, en nuestra gama de productos también disponemos de sacapuntas para lápices más económicos fabricados con plástico.

Todos nuestros sacapuntas incorporan una cuchilla de acero de alta calidad fijada con un tornillo. Con esto se garantiza que:

  • La cuchilla permanezca siempre recta.
  • La cuchilla mantenga siempre al lápiz en la posición óptima dentro de la carcasa.
  • El sacapuntas ofrezca la máxima estabilidad.

Gracias a todos estos factores, el afilado resultante será siempre perfecto.

¿Qué sacapuntas necesita cada lápiz?

Los lápices se caracterizan por su mina especialmente dura y robusta. Por este motivo, pueden afilarse muy fino sin que se rompan. Por el contrario, los lápices de colores disponen de una mina más blanda, que debe afilarse menos y quedar más corta para que no se rompa al colorear.

En nuestra gama de productos ofrecemos afilalápices de alta calidad diseñados según las características especiales de las minas de los lápices de grafito y de los lápices de colores. En este caso, las cuchillas de nuestros artículos disponen de ángulos de afilado distintos:

  • de 23° en lápices de grafito para líneas claras y precisas.
  • de 30° en lápices para colorear para resultados suaves y anchos.

Además, le ofrecemos sacapuntas de metal y plástico adecuados para lápices de grosor normal con un diámetro de 8,2 mm, así como sacapuntas dobles con una entrada adicional para nuestros lápices Jumbo extragruesos de hasta 10,2 mm de diámetro. Los sacapuntas de metal tradicionales están disponibles de forma estándar en un gris oscuro clásico, mientras que los sacapuntas de plástico se encuentran en distintos colores.

Las ventajas del sacapuntas con depósito

Mientras que la carcasa de nuestros prácticos sacapuntas con depósito está fabricada de plástico, el sacapuntas integrado es de metal robusto. El sacapuntas con depósito de STAEDTLER le permite afilar los lápices no solo de forma sencilla y precisa, como es habitual, sino también de manera especialmente limpia. El depósito y la tapa integrada, que se abre y se cierra con un botón de presión, evitan de forma eficaz que los residuos provocados al afilar el lápiz se salgan. Nuestros productos están disponibles como sacapuntas simple o doble para todos los formatos de lápiz estándar y Jumbo en muchos diseños atractivos; desde el sacapuntas clásico, pasando por el colorido hasta los modelos con brillo.

¿Por qué se rompe mi lápiz al sacar punta?

Si desea obtener un afilado óptimo, la cuchilla de su sacapuntas debe estar siempre afilada. Si una mina se rompe dentro del sacapuntas, no suele ser culpa del lápiz. Generalmente, suele ser problema de un afilalápices viejo y sin filo. Para saber la vida útil de su modelo de sacapuntas, puede orientarse en esta regla de tres: si ya ha sacado punta a unos doce lápices con su sacapuntas, ha llegado la hora de sustituirlo.