Skip to content
Buscar Buscar

La historia de STAEDTLER

La historia de nuestra empresa está llena de creadores que han convertido sus ideas en realidad. Fue en el año 1662 cuando Friedrich Staedtler liberó sus ideas de todas las convenciones. Fue en contra de las indicaciones del Consejo de Núremberg y empezó a fabricar tanto las minas como el revestimiento para los lápices. Consiguió así eliminar la separación entre la producción de la mina por parte de los fabricantes de lápices y la producción de la madera por parte de los carpinteros.

Así, fundó el inicio de un taller autónomo y eficaz de lápices en Núremberg. Confió en su instinto y fue capaz de defender sus ideas. Su nieto tataranieto, Johann Sebastian Staedtler, inventó los lápices de colores como los conocemos hoy en día y los puso al alcence de un público más amplio, más allá de los artistas. Para el antiguo director general de STAEDTLER, Rudolf Kreutzer, a principios del siglo XX los empleados ya eran una prioridad.

También tuvo en cuenta el medioambiente y, en 1909, durante un viaje de de negocios para STAEDTLER, ya escribió en un informe manuscrito, que «las grandes existencias de la conocida madera roja de California (...) disminuyen debido a la tala». Actualmente, STAEDTLER es uno de los principales fabricantes y proveedores mundiales de productos de escritura, pintura, dibujo y modelado. Hacemos realidad ideas que hacen que nuestros productos sean más sostenibles, eficientes y duraderos. Queremos contribuir a que personas de todo el mundo hagan realidad sus ideas y las compartan. Para conseguir este objetivo, nuestros más de 2300 empleados trabajan día a día en todo el mundo para conseguir los productos más adecuados