Skip to content
BuscarBuscar

La historia de STAEDTLER

Sus lápices se enviarían a todo el mundo: con este objetivo, Johann Sebastian Staedtler echó raíces, en 1835, del actual grupo de empresas STAEDTLER. En 1853 el fabricante de lápices de Nuremberg presentó sus productos en la Exposición Universal de Nueva York. Unos años más tarde los productos alemanes de alta calidad se podían apreciar en Francia, Inglaterra, Italia, Rusia, América y Oriente.

La fascinación por los lápices de Johann Sebastian Staedtler viene de familia. Existen referencias de su antepasado Friedrich Staedtler en los anales de la ciudad de Nuremberg. Y los descendientes siguieron con el oficio familiar.

El espíritu pionero de Johann Sebastian Staedtler caracteriza la empresa hasta día de hoy. De las ideas viene el progreso. Y el progreso proporciona ventajas, hasta la fecha. STAEDTLER, una de las compañías industriales más antiguas de Alemania, se aprovecha de un tesoro muy especial que es su experiencia y crea, desde hace décadas, innovaciones de la más alta calidad posible.

STAEDTLER transforma una idea en un producto. Y un instrumento de escritura en el lápiz favorito. La unión de tradición y fuerza innovadora hacen que STAEDTLER sea así de especial. Es una parte esencial de nuestra cultura corporativa. Y seguirá escribiendo nuestro futuro una y otra vez.