Skip to content
BuscarBuscar

Rollos de FIMO: posibilidades de diseño, ideas y consejos

FIMO Canes

Los rollos de FIMO ofrecen un sinfín de posibilidades para crear múltiples obras de arte creativas e individuales. ¿Quieres saber todo lo que puedes hacer con las tiras de patrones multicolor de la popular pasta de modelar y cómo crear rollos de arcilla polimérica con motivos fantásticos en pocos pasos? Encontrarás información útil y consejos prácticos en nuestras guía.

¿Qué son los rollos de FIMO y para qué se pueden usar?

Un rollo de FIMO es básicamente una barra de pasta para modelar FIMO compuesta por diferentes colores. Las tonalidades dentro del rollo se pueden ordenar de forma que se vea un patrón en dos dimensiones en el momento en el que lo cortemos por un punto.

Los rollos de FIMO pueden diseñarse con una gran variedad de formas y aspectos:

  • Flores
  • Emoticonos
  • Animales
  • Estrellas
  • Frutas
  • Etc.

Hay un sinfín de usos para los rollos de FIMO. ¡Atrévete a dar rienda suelta a tu imaginación!

Guía: cómo crear tus propios rollos de FIMO

Para crear un rollo de FIMO es necesario tener preparado con antelación los siguientes accesorios en el área de trabajo:

  • Pasta para modelar FIMO de endurecimiento en el horno de distintos colores
  • Base de trabajo con una superficie lisa (p. ej. baldosa lisa o tabla de cortar de cristal)
  • Rodillo acrílico o máquina de pasta
  • Regla (p. ej. de metal)
  • Cúter
FIMO® soft 8020FIMO® soft 8020Pasta de modelar de secado al horno, pastilla estándarIndividual girasol
FIMO® 8700 05FIMO® 8700 05Rodillo plásticoBlister Rodillo acrílico para amasar FIMO, adecuado para superficies lisas
FIMO® 8713FIMO® 8713Máquina de pastaCaja de cartón grande contiene máquina de pasta en color rojo
PreviousNext

Ejemplo: Así puedes crear una «flor con tarjeta de crédito» de FIMO de forma rápida y sencilla:

Para crear un diseño de flor con tarjeta de crédito, se necesitan pastillas de FIMO de distintos colores, según el número de colores que quieras que tenga el rollo de FIMO.

Estiramos la pasta para modelar hasta que quede plana con el  rodillo acrílico y colocamos las láminas una sobre otra según el orden de colores deseado.

Las láminas sobrepuestas deben estirarse de nuevo. La forma más fácil de hacer esto es usar la llamada  máquina de pasta FIMO. Está formada por un rodillo con una manivela concebida especialmente para las pastas de modelar FIMO de endurecimiento en el horno. Alternativamente, también puedes usar de nuevo el rodillo acrílico.

Después de estirar la lámina FIMO de distintos colores, se pueden rectificar los laterales largos y cortos para formar un rectángulo. Para ello, resulta muy práctico usar el  accesorio para modelar FIMO correspondiente como, por ejemplo, un cúter afilado.

Recomendamos realizar un corte ligeramente inclinado en uno de los bordes.

Ahora enrollaremos la lámina FIMO partiendo del lateral corto y recto. Gracias al borde biselado de los laterales cortos, se podrá ver más color de la lámina inferior una vez enrollado.

Para conferir al rollo el aspecto característico de una flor, se deberán realizar muescas en el rollo. Para esto, se puede usar una tarjeta de crédito (vieja) o una regla rígida de metal. Así podremos presionar de seis a ocho muescas uniformemente a lo largo del rollo.

Importante: asegúrate de que las muescas no lleguen a la mitad del rollo y, después de realizar cada muesca, vuelve a juntar los trozos presionando un poco con los dedos para evitar que el rollo se abra.

Finalmente, rodar la barra uniformemente de un lado a otro de la base de trabajo para que el rollo adquiera de nuevo una superficie uniforme. Cuanto más fino sea el rollo, más detallada y pequeña será la flor resultante. Ya tienes tu propio rollo de FIMO auténtico.

Para seguir trabajando los rollos de FIMO terminados, solo tienes que cortar rodajas finas del rollo. Al cortar, es aconsejable ir girando el rollo un poco para evitar que la superficie que se apoya sobre la base no quede muy chafada. También es importante mantener el cuchillo recto en todo momento para que el corte sea preciso.

¿Cómo puedo seguir trabajando el rollo de FIMO?

Los rollos de FIMO acabados pueden transformarse de muchas maneras. Depende principalmente del uso que quedamos darles en última instancia:

El rollo de FIMO
  • Por ejemplo, ¿quieres revestir un objeto u otro elemento con rodajas de un rollo de FIMO y posteriormente endurecer tu obra de arte en el horno? En ese caso, puedes cortar el rollo en «crudo» y sin endurecer según desees y después seguir trabajándolo (ejemplo: bolígrafo especial FIMO  (8025 10) revestido con rollo de FIMO de estampado multicolor).
  • Como alternativa, los rollos de FIMO se pueden endurecer enteros en el horno y no cortarlos en rodajas hasta el final. Los rollos son más estables en estado «duro», pero siguen siendo ligeramente flexibles, por lo que se pueden cortar fácilmente en el grosor deseado. Así pues, no se aplastan. La mejor forma de cortar los rollos ya endurecidos es con un cúter afilado.

Existen un sinfín de posibilidades de uso de los rollos de FIMO. Las rodajas cortadas de las barras con estampados multicolor pueden servir para crear lo siguiente:

  • Adornos FIMO: con los rollos de FIMO de colores se pueden crear adornos maravillosos. En este caso, las rodajas deben cortarse algo más gruesas. Después, se hará un agujero y de este modo las perlas de FIMO se podrán pasar por las anillas de una pulsera o de un collar.
  • Decoración para el hogar: los rollos de FIMO son perfectos para decorar macetas, cuencos y muchos otros objetos decorativos del hogar y del jardín.

¿Para qué podemos usar los restos de rollo de FIMO?

Por mucho que intentemos evitar que queden restos de FIMO, no falla: siempre queda algo. Con los rollos de FIMO pasa lo mismo. Los restos de las puntas y demás que en un principio parecen tan feos se pueden transformar en maravillosas obras de arte en tan solo un par de pasos. A veces, los restos de FIMO nos inspiran y tenemos ideas a las que no hubiéramos llegado sin ellos. No importa si son grumos o restos del rollo, con FIMO todo sirve.

A partir de las puntas u otros restos de los rollos de FIMO se pueden formar, por ejemplo, maravillosas perlas marmoladas en un abrir y cerrar de ojos. También se pueden crear botones u otros elementos de decoración coloridos para obras de arte FIMO de lo más originales. La mayoría de las veces se acaban creando modelos nuevos fantásticos. ¡Usar los restos de FIMO es muy divertido!

Esto también podría interesarte: